propiedades de la chaya

 

Chaya Orgánica




La super espinaca

Beneficios de la chaya

Este lugar, está creado para MOSTRARTE una de las plantas mas maravillosas que existen en el planeta tierra, planta alimenticia y medicinal, que al consumirla, te ayuda a mantener el equilibrio nutricional y saludable y a retrasar el proceso de envejecimiento del cuerpo humano. La CHAYA hará que mantengas tu energía vital y tu diario vivir sano y feliz. 

Aquí conocerás los beneficios y propiedades de la CHAYA, y la tendrás a tu disposición, ya sea procesada, en forma de cápsulas, o para que la siembres en tu solar, o finca y la tengas a disposición tal como la ha tenido el pueblo Maya a través del tiempo, y quienes tradicionalmente la han usado como base de su alimentación, en más de 40 platos diferentes, desde tamales, arroces, pastas, huevos, refrescos, cocteles, etc.

En su estado natural, sus hojas contienen glucósidos cianhídricos tóxicos muy volátiles que se evaporan fácilmente con 8 minutos de cocción, en un recipiente de acero, o peltre o barro (Ollas de aluminio nunca), quedando las hojas disponibles para usarlas en la alimentación, y también el líquido, con el que se pueden hacer refrescos añadiéndole limón o cualquier otra fruta. Este líquido es hipoglucemiante (comprobado científicamente).

Nuestras cápsulas la CHAYA son completamente seguras de tomar, porque los glucósidos cianhídricos tóxicos ya fueron extraidos y procesados en laboratorios certificados, por lo tanto no tienen riesgo alguno para su salud. 

La humanidad debe conocer y utilizar la Chaya por sus inmensos beneficios alimenticios y saludables, ya que podría ser una solución a los problemas de nutrición en aquellas comunidades deprimidas, que sufren problemas de salud

CHAYA: PLANTA ANCESTRAL, ALIMENTICIA Y MEDICINAL, MAYA.

Desde la época de los Antiguos MAYAS, la Chaya o Chayamansa se ha cultivado y aprovechado, debido a sus amplias y reconocidas propiedades medicinales y gastronómicas.

Para el director del herbolario de la Universidad Autónoma de Yucatán, el consumo de plantas con propiedades nutricionales.y medicinales de la región, a pesar de sus esfuerzos para que la población las utilice, ha ido en reducción.

La cultura maya tenía un uso frecuente de una gran cantidad de plantas, en especial en el tema medicinal, práctica que aún persiste en comunidades rurales, -no las nuevas generaciones, así se vea que son inclusive más efectivas que los medicamentos de patente en la atención de muchas enfermedades, con su copiosa lista de contraindicaciones y efectos colaterales nocivos.c

CHAYA: LA PANACEA YUCATECA

La CHAYA, una vez ingresa a nuestro organismo, equilibra y purifica el sistema digestivo, desde la transformación y la absorción de los alimentos por las células del organismo, mejora el transporte de los alimentos, la secreción de jugos digestivos, la absorción de los nutrientes y la excreción ayudando al colon a su mejoramiento, mantenimiento y purificacion.

La Chaya una vez es absorbida por la sangre (sistema circulatorio) y a través del sistema linfático, tiene innumerables propiedades beneficiosas para los humanos. Este pigmento verde posee una estructura muy similar a nuestra hemoglobina, y actúa positivamente  sobre nosotros, equilibrando nuestra salud y nuestro Sistema imunitario, imunológico y endocrino.

Activa el metabolismo celular, desintoxica el organismo, mejora la defensa, resistencia y capacidad regeneradora de las células así como su respiración, potencia los procesos naturales de curación, estimula la formación de glóbulos rojos, cicatriza las heridas, depura la sangre, frena las infecciones, equilibra la relación ácido-base y previene el cáncer, entre otras cualidades. 

Ayuda a normalizar los Sistemas nervioso, oseo, muscular, reproductor, respiratorio y urinario 


Es decir, la CHAYA ayuda a promover la salud y buen funcionamiento de todos los sistemas del cuerpo humano, desde la lógica purificadora y sanadora de la alimentación, como alimento que es. retardando el envejecimiento celular.

.

CHAYA: ESTIMULANTE, DEPURATIVA Y ANTICANCERÍGENA

Los numerosos estudios científicos sobre la CHAYA que se están llevando a cabo desde hace años, demuestran que ingerir este pigmento –mediante la alimentación o en forma de cápsulas- es fundamental para mantenerse sano pues actúa beneficiosamente sobre distintos sistemas, órganos y tejidos además de aportar la energía vital, procedente de la fotosíntesis ayudando a equilibrar el metabolismo en general.

La circunstancia de que las células de la CHAYA sean idénticas a las de los glóbulos rojos -con la salvedad de que la molécula de hierro de la sangre humana es de magnesio en el caso de las plantas- convierte a la CHAYA en un excelente tónico para la sangre. También se ha demostrado que incrementa la producción de glóbulos rojos, por lo que es un buen aliado para evitar y tratar la anemia; estimula la formación de hemoglobina, reduce el colesterol y los triglicéridos, equilibra los niveles de glucosa (algo de gran importancia para los diabéticos), desintoxica, purifica la sangre, favorece el trabajo del corazón (el magnesio que contiene fortalece el músculo cardiaco), mejora la circulación, evita la contracción de los vasos sanguíneos, baja la presión arterial y contribuye de forma significativa a reducir los riesgos cardiovasculares.

Por lo que respecta al aparato digestivo, la CHAYA, muy rica en carotenoides, es el único sistema natural existente que a través de la alimentación puede transmitir al ser humano la energía procedente del sol. Una vez en el organismo la chaya activa las enzimas imprescindibles para una adecuada asimilación de los nutrientes mediante su combustión, proceso que permite convertirlos en energía. Además este pigmento ayuda a la correcta digestión de los alimentos; evita las flatulencias, el mal aliento y la pesadez estomacal -entre otras dolencias- por su gran aporte de enzimas como la lipasa, la amilasa y la proteasa; desodoriza las heces y la orina, ayuda a la proliferación de bacterias colónicas benéficas y estimula el adecuado funcionamiento de los intestinos, el hígado y los riñones, además de ayudar a cicatrizar las úlceras.

 También refuerza las funciones del sistema inmune. Así, por ejemplo, la CHAYA incrementa la producción de células defensivas, es un buen desinfectante que estimula la cicatrización y reconstrucción de tejidos dañados (con lo que previene la aparición de posibles infecciones) y elimina hongos, bacterias y virus dañinos. Además desintoxica el cuerpo de metales pesados y lo protege contra otros elementos nocivos. A este respecto cada vez más expertos coinciden en señalar que las causas ocultas de muchas dolencias, incluido el cáncer, hay que buscarlas en la infinidad de sustancias tóxicas, pesticidas, dioxinas, alquitrán, quimioterápicos, radiaciones, metales pesados (cadmio, mercurio, uranio, plomo), etc., que contaminan el entorno y acaban envenenando nuestro organismo. Pues bien, para evitar la absorción de tan nocivas sustancias, prevenir sus efectos y promover su rápida y efectiva expulsión fuera del cuerpo lo oportuno es tomar CHAYA.
Asimismo se sabe que interviene positivamente en las funciones renales ya que apoya a los riñones para que trabajen adecuada y eficazmente eliminando el exceso de líquidos y toxinas.

 En el caso concreto de las mujeres estimula la producción de estrógenos y ayuda a prevenir y aliviar la presencia de coágulos, quistes ováricos, menstruaciones dolorosas, irregulares o demasiado abundantes.

Por si fuera poco todo esto, la CHAYA ayuda además a la buena oxigenación de las células y es un interesante aliado en el tratamiento de enfermedades e infecciones respiratorias; contribuye a mejorar la absorción de calcio en el organismo y ayuda a su fijación en huesos y dientes; coadyuva a curar infecciones e inflamaciones del oído interno, reduce las varices, elimina infecciones vaginales, fortalece las articulaciones, aumenta el rendimiento muscular y nervioso, equilibra el pH, es eficaz en el tratamiento de la piorrea, refuerza la memoria y, por sus propiedades antioxidantes, resulta muy útil para retrasar el proceso de envejecimiento y mejorar la calidad y apariencia de la piel.

Por otra parte, la CHAYA despierta hoy un gran interés científico por su potencial anticarcinógeno y antimutagénico. De hecho, para el doctor Richard C. Heimsch -de la Universidad de Idaho (Estados Unidos)- “el riesgo de padecer cánceres de hígado, colon, estómago y pulmón se puede reducir a la mitad mediante la ingesta diaria apropiada de CHAYA”.

En la misma línea se manifiesta el doctor George S. Bailey -catedrático del Departamento de Toxicología Medioambiental y Molecular de la Universidad del Estado de Oregon (Estados Unidos)- quien recuerda que “a principios de la década de 1980 distintas investigaciones descubrieron que la chaya y otras sustancias químicas relacionadas pueden inhibir la capacidad de ciertas sustancias para causar mutaciones en bacterias. Entonces se planteó si ese tipo de actividad antimutagénica podría ser importante en la prevención del cáncer pues la mayoría de los cánceres humanos, si no todos, implican mutaciones en uno o más genes que controlan los valores en los cuales las células se dividen, se diferencian o mueren. De acuerdo con el pensamiento actual varias combinaciones de mutaciones que afecten a este delicado equilibrio en el sentido de favorecer el crecimiento celular incontrolado pueden dar lugar al irreversible daño celular que provoque la aparición de un cáncer incipiente en el pulmón, el hígado, la sangre, el hueso, la piel o cualquier otro órgano del cuerpo. En este sentido, al menos teóricamente, es posible que el poder antimutagénico de la CHAYA permita inhibir o reducir la formación de cánceres en humanos”.

COMPOSICION NUTRICIONAL Y FITOTERAPEUTICA DE LA CHAYA

MINERALES (mg/100gr)
Calcio                                        421,01
Fósforo                                       63,01
Hierro                                         11,61
Potasio                                     217,21
 
        VITAMINAS  (mg/100gr)
Vitamina A  Caroteno                 8,52
Vitamina B1  Tiamina                 0,23
Vitamina B2 Ribo?avina             0,35
Vitamina C Ácido ascórbico  274,00
Niacina (C.V.)                                1,74
Proteína                                        9,25
De FIbra bruta                              1,94
Grasa                                             0,41
Agua                                            85,29
CHO total(%)                                 4.22
Cenizas                                          2.23
Carotenoides                                0,085 
Media el valor nutritivo            17,94

Información proporcionada por el Instituto Nacional de Nutrición mexicano y Sophie Annan Jensen “Chaya, La Planta Milagrosa Maya”.. Kuti, JO y Torres ES. 1996.

COMPOSICIÓN AMINOACÍDICA
(g de aminoácidos/ 100 g de  proteína)

Lisina                      (5.9 porción cloroplástica y 8.3 citoplásmica)

Fenilalanina           (6.3 porción cloroplástica -4.8 citoplásmica)

Metionina              (1.8 porción cloroplástica -1.8 citoplásmica)

Treonina                 (5.0 porción cloroplástica -4.4 citoplásmica)

Leucina                 (10.1 porción cloroplástica -8.4 citoplásmica)

Isoleucina                (5.6 porción cloroplástica -4.5 citoplásmica)

Valina                       (6.9 porción cloroplástica -5.8 citoplásmica)

Triptofano               (1.7 porción cloroplástica -0.5 citoplásmica)

Arginina                   (6.6 porción cloroplástica -7.0 citoplásmica)

Histidina                  (1.1 porción cloroplástica -4.3 citoplásmica)

Tirosina                    (5.5 porción cloroplástica -4.6 citoplásmica)

Cistina                      (1.3 porción cloroplástica -1.9 citoplásmica)

Acido aspártico      (9.0 porción cloroplástica -10.7 citoplásmica)

Serina                       (4.9 porción cloroplástica -4.6 citoplásmica)

Acido glutámico   (10.3 porción cloroplástica -12.5 citoplásmica)

Prolina                      (5.3 porción cloroplástica -4.5 citoplásmica)

Glicina                      (6.0 porción cloroplástica -5.2 citoplásmica) 

Alanina                     (6.5 porción cloroplástica -5.6 citoplásmica)

CHAYA

Potente Equilibrio Saludable

La Chaya proporciona enormes beneficios al organismo humano, porque mejora la circulación sanguínea, regula la presión, facilita la digestión, recupera la visión, desinflama las venas y hemorroides, combate el estreñimiento, ayuda a la expulsión de orina y leche materna, baja el nivel de colesterol y ácido úrico, reduce el peso, previene la tos, aumenta el calcio en los huesos, descongestiona y desinfecta los pulmones, previene la anemia, mejora la memoria y las funciones del cerebro, y previene la artritis y la diabetes.

La Chaya previene las infecciones de la garganta, enfermedades de la piel, dientes, encías y la lengua. A los niños los ayuda en el crecimiento y desarrollo de huesos y músculos, a las mujeres les da energía en el periodo crítico de la menstruación.
Proporciona una instantánea recuperación de energía con efectos anti estresantes, por su rico contenido de vitamina A, vitamina B, fósforo, calcio, hierro, proteínas y minerales. La Chaya proporciona una instantánea recuperación de energía además de los efectos anti estrés.
La chaya es más rica en hierro que la espinaca y es una poderosa fuente de calcio y potasio.

Presentación: 90 capsulas de 350 mg Dosis: Una ò Dos cápsulas antes de cada comida, Según necesidad y/o metabolismo. Precio: $ 60.000